¿QUÉ ES LA ENDOCRINOLOGÍA PEDIÁTRICA?

Ana María Velásquez R.

Endocrinología Pediátrica – U. Barcelona

Medicina de Pediatría – U. Javeriana

Junio 2016

 

¿Qué es la Endocrinología Pediátrica?

Es la rama de la pediatría que estudia, desde el nacimiento hasta los 18 años, la estructura y el funcionamiento de las glándulas y los tejidos endocrinos, las hormonas que estos producen y la interacción y regulación que existe entre estas hormonas, la genética y el ambiente, al igual que diagnostica y trata los desórdenes de este sistema. Es importante resaltar que tanto la regulación como el efecto de estas hormonas modulan la comunicación entre todos los sistemas del cuerpo, dirigido principalmente por el sistema neuroendocrino, lo que permite que nos adaptemos y sobrevivamos a nuestro entorno.

 

Se consideran glándulas endocrinas la hipófisis (pituitaria), la pineal, la tiroides, las paratiroides y las suprarrenales. También hay tejidos endocrinos situados en diferentes órganos: el hipotálamo, el estómago, el hígado, el páncreas, el intestino delgado, los riñones, las gónadas (ovarios y testículos), la placenta y el tejido adiposo. Se destacan funciones de regulación de crecimiento, pubertad, fertilidad, lactancia, adrenarquia, apetito, gasto metabólico, distribución grasa, metabolismo de proteínas, grasas y carbohidratos, homeostasis del agua y el sodio, metabolismo óseo, ciclo del sueño y respuesta metabólica al estrés.

quees

Dentro de las principales causas que pueden generar desórdenes endocrinos encontramos las genéticas, las ambientales, las infecciosas, las traumáticas, las postquirúrgicas y las autoinmunes. Las patologías endocrinológicas más frecuentes son: la talla baja, el hipotiroidismo, el bocio, la pubertad precoz, la adrenarquia precoz, el hipercortisolismo, los desórdenes de la menstruación, el sobrepeso y la obesidad, el síndrome metabólico, la diabetes mellitus tipo 1, la dislipidemia, los riesgos metabólicos y de crecimiento asociados a pequeños para la edad gestacional (PEG), el síndrome de ovario poliquístico, el déficit de vitamina D, la diabetes insípida, la insuficiencia suprarrenal, el micropene, la criptorquidia, la hipoglicemia, la hipocalcemia y el panhipopituitarismo. Dentro de las lesiones tumorales más frecuentes están el nódulo tiroideo, el microadenoma hipofisiario y el feocromocitoma. Igualmente la Endocrinología Pediátrica valora pacientes con enfermedades raras como desórdenes en la diferenciación sexual y enfermedades genéticas como los síndromes de Turner, Noonan y Prader Willi, al igual que la hiperplasia suprarrenal congénita (HSC), la neoplasia endocrina múltiple (MEN), entre otros.

Actualmente la Endocrinología Pediátrica cuenta con métodos diagnósticos de laboratorio, genéticos y de imagen de alta tecnología, al igual que tratamientos de suplencia hormonal y grupos de manejo multidisciplinario, lo cual permite brindarles a los pacientes un manejo integral.